FUNDACION DIGNIDAD POR LOS HEROES DE COLOMBIA

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA

Nos permitimos comunicar a la Opinión Publica que en un atentado terrorista en Convención, Norte de Santander fue herido el Señor Cabo Primero del Ejercito EDWARD ORLANDO ÁVILA, de 28 años, quien perdió sus dos piernas cuando realizaba maniobras para desactivar un artefacto explosivo que guerrilleros del Eln sembraron en una zona donde el Ejército construye un parque infantil, dicho artefacto fue activado a control remoto.

El atentado iba dirigido a impedir que el Ejercito pueda ejecutar obras que benefician a la población, toda vez que por intermedio de unidades especializadas en Acción Integral las Fuerza Militares construyen obras tales como carreteras, parques, coliseos, iglesias, escuelas, todas destinados a mejorar la calidad de vida de la población, en respuesta a esta obra humanitaria de los Narcoterroritas colocan un artefacto explosivo en pleno parque infantil, y no contentos con ellos una vez las tropas reaccionan para atender a este héroe herido, ellos TOMAN LOS RESTOS DE LAS PIERNAS Y LOS CUELGAN ALREDEDOR DEL COLEGIO, hasta dónde puede llegar el grado de degradación humana de colocar los restos de un ser humano colgados como trofeo y más aún hacerlo en un centro educativo para que los niños vieran este ejemplo de barbarie?, y mientras esto pasaba la respuesta del Cabo Primero del Ejercito EDWARD ORLANDO ÁVILA , en un ejemplo claro del heroísmo y sacrificio de nuestros héroes solo atina a responder cuando un periodista le pregunta que paso “SALVÉ LO MÁS IMPORTANTE: A LOS INOCENTES QUE NO TIENEN QUE VER NADA CON EL CONFLICTO ARMADO”, esos son los héroes de nuestro país hombres y mujeres que olvidan su propia integridad por defender la vida de nuestros compatriotas.

Vale la pena preguntarse quién está más equivocado los narcoterroristas que pretenden con atentados barbáricos de este tipo imponer una supuesta ideología, o un Gobierno sin memoria que prefiere no mirar, no opinar, con tal de negociar con este tipo de animales, no debemos olvidar que cuantas veces se intenta entrenar y convivir con una serpiente siempre termina inyectando su veneno

 

SMCIM (RA) LUIS ORLANDO LENIS ARIZA

Presidente FUNDIHECO