El Congreso de la República de Colombia expidió la Ley 975 de 2005 y la Ley 1448 de 201, las cuales reconocen jurídicamente a miembros de la Fuerza Pública y su núcleo familiar como víctimas del conflicto armado interno,  teniendo en cuenta que este grupo poblacional ha resultado afectado de forma significativa por violaciones a las normas del Derecho Internacional Humanitario y violaciones a las normas Internacionales de Derechos Humanos.

Colombia ocupa el desafortunado segundo lugar en el mundo, como el país con más Víctimas de Minas antipersonal, cuyas víctimas han sido principalmente miembros de la Fuerza Pública, más del 60% corresponden a Soldados y Policías afectados por este letal método de guerra, este es un ejemplo para evidenciar el sacrificio de nuestros Héroes y la desproporcionada carga que ha significado el conflicto armado para las familias de los Militares y Policías.

Hay quienes, por intereses políticos ponen en tela de juicio que un Militar y su familia sea reconocido como víctima, pero la condición de Soldado no modifica el hecho de que los integrantes de la Fuerza Pública son seres humanos. Por tanto, deben gozar de todos los Derechos establecidos en la Constitución Colombiana.

Los hombres y mujeres que por convicción deciden servir a la patria y proteger a sus habitantes aceptan los riesgos de su profesión de igual forma qué lo hacen sus familiares y allegados, pero no por estar dispuestos a sacrificar su vida si es necesario, tienen nuestros Héroes restricción alguna en su Derecho a la Vida, la Honra y Dignidad. Por el contrario, al ser el grupo poblacional qué ha visto de frente La crudeza de la guerra sostienen con aplomo una más elevada conciencia de la importancia de la protección de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario de todas las personas.

Es lo que los militares y policías de Colombia junto con su quién sido víctimas del conflicto armado tienen derecho a ser reparados integralmente. En consecuencia, la fundación ha adelantado una línea de acción para garantizar el apoyo integral a Víctimas de la Fuerza Pública.

APOYO INTEGRAL A VICTIMAS DE LA FUERZA PUBLICA

  • Representación de Militares y Policías victimas ante Federación de víctimas de las FARC y en todos los escenarios donde se requiera para ser escuchados y tenidos en cuenta en forma igualitaria que las otras víctimas del conflicto Colombiano.
  • Participación de los programas de bienestar del Ministerio de Defensa en beneficio de las víctimas.
  • Representación en debates políticos en el congreso y ministerios a fin de lograr la igualdad de reconocimiento como víctimas del conflicto.
  • Gestión ante unidad de víctimas y regionales de víctimas a fin de promover la inclusión de militares y policías victimas en los programas establecidos por el estado en procesos de integración a la comunidad.

INCLUSIÓN SOCIAL DISCAPACITADOS

  • Reconocimiento integral de derechos por vía jurídica, con énfasis en atención médica y reposición de prótesis y elementos necesarios para recuperación por parte del sistema de salud de las Fuerzas Militares y de Policía.
  • Gestión para donación de elementos básicos de recuperación.
  • Bolsa de empleo para discapacitados en oficinas de seguridad.
  • Inclusión en programas de vivienda a nivel regional.
  • Convenio con empresas privadas de seguridad para capacitación equipos técnicos de seguridad.